¿Juntar figuritas o llenar el álbum?

El otro día tuve la oportunidad de ver a mi hijo cambiando figuritas. Había muchísimos chicos y algunas figuritas bastante codiciadas. En eso lo escucho gritar “¡Dos por uno!”.

Y todos los que estaban intercambiando figuras entre sí se le acercaron y se las cambiaron a él. Lo primero que pensé fue: “¿Qué está haciendo? ¡No le conviene! ¡Les está dando 2 figuritas y recibe solo 1!” Hasta que escuché: “Mirá, mamá. ¡Casi lleno el álbum!” Parece que sí le convenía, ¿no? Mi hijo apostó a él. Apostó a que sí puede llenar el álbum.

Aparentemente apostó el doble de lo que recibía, pero lo que él realmente quería no era acumular figuritas para nada. Él quería llenar el álbum. Vivimos acumulando cosas sin sentido. Ropa que no usamos, dinero por las dudas, comida por si mañana se acaba. Y en ese “por las dudas” nos perdemos de disfrutar hoy.

Tenemos los bolsillos bien llenos de figuritas repetidas, pero nos perdemos de vivir con el álbum lleno de experiencias. ¡Y cómo nos quejamos de las figuritas que nos faltan!

? Te propongo soltar. Suelta lo que no te sirve. Dejá de aferrarte a fórmulas repetidas que no te llevan a ningún lado y abrí las manos para recibir todo lo bueno que la vida tiene para vos. Nunca vas a llenar el álbum acumulando figuritas repetidas.


Mayra Museri Coach Ontológico

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Productos mejor valorados

Comentarios recientes
Ir al contenido