Cuando uno se siente frustrado, debe agradecer y alegrarse por ello

Sari Chayo

Hay situaciones en las que me siento frustrada. No logré mis objetivos.
Entonces surgen pensamientos de autocrítica, culpa y autocompasión.
Duele, estoy molesta.

Sin embargo, hay otras ocasiones en las que no cumplo mis objetivos y esto no me molesta.

¿Cuál es la diferencia?

Al parecer, las personas experimentamos a veces una condición y otras veces otra condición.

En la Parashá está escrito, que dijo D-s. a Moshe:

וְאָנֹכִי הַסְתֵּר אַסְתִּיר פָּנַי בַּיּוֹם הַהוּא עַל כָּל הָרָעָה אֲשֶׁר עָשָׂה (דברים לא, יח)

“Y esconderé mi rostro en ese día por todo el mal que ha hecho” (Deuteronomio 31, 18)

En el Pasuk aparece el verbo Hester 2 veces: Haster Astir- ocultar ocultaré. ¿Por qué?

El Baal Shem Tov explica que hay dos situaciones:

Una situación es Hester Panim: que D-s se oculta y tengo dificultades, y la segunda situación es Hastará Shebahastará- lo oculto dentro de lo oculto.

La primera situación: reconozco que algo no funciona y que falta algo. Me puedo sentir frustrada, pero esta frustración es un regalo, ya que vino a despertarme para que pueda volver al camino que elegí y seguirlo. Es cuando D-s nos sacude para que hagamos Teshubá o pongamos atención a algo que no estamos viendo, viene a traernos claridad.

La segunda situación, Hastará Shebahastará, es cuando las cosas no salen como tú quieres y sigues dando vueltas sin darte cuenta. Intentando sin sentido, reprimiendo la frustración para que no duela.

Aquí el Baal Shem Tov explica, que esta segunda situación no es un regalo sino un estado de castigo, ya que no veo que D-s está oculto o no entiendo qué quiere de mí, e incluso el ocultamiento está oculto. No me doy cuenta ni siquiera cuál es el error o que algo anda mal, y sigo como si nada en mi vida. Sé que no está funcionando pero no sé decir qué es ni cómo avanzar, me falta claridad. Aunque tengo una parte dentro de mi que sabe que quiero estar en otro lugar.

Esta semana, Shabat Shubá, es el mejor momento para tener claridad.

Toma una de tus frustraciones y revisa por qué está fallando. Pídele a D-s que te ilumine el camino.

Despierta y vuelve al camino en el que tan desesperadamente quieres estar.

El Navi / Profeta nos dice: Shuva Israel- Regresa Israel – hasta el Señor tu Dios”

Busca estar en constante movimiento hacia la visión y los objetivos por los que vives. Apégate a ellos. Dibújalos en un vision board y tenlos frente a ti.

Shabat Shuva shalom

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes

Productos mejor valorados

Comentarios recientes
Ir al contenido